terça-feira, 4 de julho de 2017

Cãopasso de espera


“País Canalha é o que não paga precatórios”

Artigo no Alerta Total – www.alertatotal.net
Por Carlos Maurício Mantiqueira

Nada aCãotece; mais do mesmo e o país andando a esmo.

Milhares de assaltos, de mortes e de abusos a mais.

O que mais precisa acontecer ? Um urubu sair do armário ?

A massa é sempre neutra; disse um sábio hermeneuta.

Quem fará as mudanças, na marra, depois do boi da farra, é a classe mérdia.

Leiam os comentários nas redes sociais. As pessoas estão enfurecidas.

Daí para um ato desesperado pra fulminar um tarado, é um passo.

Quem ignora esse estado das coisas comete erro crasso.

Em estado perplexo, vemos a Onça dizer coisas sem nexo.

Ou vestirá também ela a carapuça, por não querer enxergar o que lhe esfregam na fuça ?

Intervenção ? “Nem que a vaca tussa !”

Já disse no passado essa frase, a Anta dentuça.

A bovina tossiu e a proboscídea foi pra PQP !

Um clássico tango chama-se Fumando Espero.

Ver a felina beber água é o que mais quero.



Carlos Maurício Mantiqueira é um livre pensador.

2 comentários:

Loumari disse...

Papa Francisco: los ángeles nos defienden del demonio

https://youtu.be/kcnR2W_sswM

Loumari disse...

Papa Francisco: No juzguemos a los demás

https://youtu.be/yikyAzsMEa8

(RV).- “El sacramento de la Reconciliación hace actual para cada uno la fuerza del perdón que brota de la Cruz y renueva en nuestra vida la gracia de la misericordia que Jesús nos ha traído”, con estas palabras el Papa Francisco explicó en la Audiencia General del primer miércoles de abril, el significado del Evangelio de la misericordia.
Continuando su ciclo de catequesis sobre la misericordia en la Sagrada Escritura, el Obispo de Roma después de haber reflexionado sobre la misericordia de Dios en el Antiguo Testamento, inició sus reflexiones sobre cómo Jesús ha llevado la misericordia a plenitud. “De hecho, afirmó el Pontífice, es Jesús la misericordia de Dios hecha carne. Una misericordia que Él ha expresado, realizado y comunicado siempre, en cada momento de su vida terrena. Encontrando a la gente, anunciando el Evangelio, curando a los enfermos, acercándose a los últimos, perdonando a los pecadores, Jesús hace visible un amor abierto a todos, sin límites. Un amor puro, gratuito, absoluto. Un amor que alcanza su culmen en el Sacrificio de la Cruz”.
La misión de Jesús y el inicio del tiempo de la misericordia
Los cuatro Evangelios, señala el Santo Padre, afirman que Jesús, antes de iniciar su ministerio, quiso recibir el bautismo de Juan el Bautista. Este acontecimiento, afirma el Papa, marca decisivamente toda la misión de Cristo, quien “se acercó al río Jordán, junto a tanta gente de su pueblo, y se puso en la fila con los pecadores, para hacerse bautizar. Por lo tanto, precisa el Pontífice, desde el inicio de su ministerio, Él se ha manifestado como Mesías que asume la condición humana, movido por la solidaridad y la compasión”. Todo lo que Jesús ha realizado después del bautismo ha sido la realización del programa inicial: es decir, traer a todos el amor de Dios que salva; hacerse prójimo con los últimos, comunicando a ellos la misericordia de Dios que es perdón, alegría y vida nueva. ¡El Hijo enviado por el Padre es realmente el inicio del tiempo de la misericordia para toda la humanidad!