quinta-feira, 28 de dezembro de 2017

Arrogantes e Imprudentes



“País Canalha é o que não paga precatórios”

Artigo no Alerta Total – www.alertatotal.net
Por Carlos Maurício Mantiqueira                  

Os deuses e semideuses, em quase sua totalidade, além de arrogantes são imprudentes.

Pensam, infantilmente, estarem protegidos pela capa  preta, como se esta fosse um impenetrável campo de força.

Hoje em dia, nem as batinas (quase obsoletas e também pretas) conferem essa espécie de proteção celestial. Já tivemos  um cardeal agredido fisicamente.

Chegará o dia em que um homem de  bem, indignado com ataque a sua honra, sua saúde ou sua família, mandará seu instinto de preservação às favas, e, como uma fera, agredirá seus algozes, de fato ou por substituição psicológica.

Suas “excrescências”,  efeminadas por séculos de superioridade social, não aguentarão nem o primeiro peido.

Após um singelo linchamento, individual ou coletivo,  ficarão catatônicas  de espanto, negando fé ao presenciado por seus olhos e demais sentidos.

O Basileu de Bizâncio, após um cerco dos turcos, chamou os seus poderosos  para arrecadar fundos destinados à defesa. Todos se negaram a contribuir.

Quando a muralha foi rompida, atônitos, correram ao imperador para ofertar recursos. Tiveram como resposta;

“Vocês que não podiam viver sem seu dinheiro, agora morram com ele!”

Privilégios e sacrilégios à parte, serão punidos pelos  discípulos de Marte.

Se dona Onça nos falhar, então teremos uma guerra civil pra ninguém botar defeito. Como na Yugoslávia.


O que sobrar, se sobrar, será uma Bósnia, uma Sérvia  servil, um monte negro de merda, etc.

Carlos Maurício Mantiqueira é um livre pensador.

6 comentários:

Loumari disse...

NUESTRA MADRE SANTÍSIMA NOS COMPARTE A TRAVÉS DE LUZ DE MARÍA UNA NUEVA REVELACIÓN EN LA CUAL NOS PERMITE COMPRENDER EL GRAN MISTERIO DE LA NATIVIDAD DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
24 DE DICIEMBRE DEL 2017

Amadísima hija Mía, el que Mi Hijo naciera en tan humildes condiciones no fue una casualidad, sino la disposición del Padre Eterno para que desde el primer instante la Humanidad comprendiera que para adentrarse en la vida espiritual y acoger las enseñanzas de Mi Hijo deben desatar todo aquello que les mantiene atados a las falsas creencias personales, al ego que permanece fuerte en el hombre, a la necedad humana y humildemente mirarse a sí mismo y reconocer lo que es y cómo es, lo que debe dejar y lo que debe tomar para unificarse a Mi Hijo.

Les solicito que cada día sea como este, en que el hombre de Dios reconoce que el Amor debe prevalecer en la vida y recordar que sin amor nada somos (Cfr. 1 Cor. 13).

Nosotros no viajábamos solos, sino en compañía de los protectores que Dios Padre envió para que nos acompañasen en el camino y antes de entrar en ese establo, los Ángeles ya se encontraban allí, alegres, esperaban nuestra entrada. EL ESTABLO, ESE HUMILDE LUGAR, ERA EL GRAN PALACIO EN DONDE DEBÍA NACER EL HIJO DE DIOS.

Los Ángeles de Dios Padre se hicieron visibles a nuestras miradas y José, admirado ante tanta grandeza, comprendió que más que un palacio nos encontrábamos en el lugar más hermoso que podía existir en la Tierra. Nos apresuramos a limpiar el lugar y los Ángeles de Dios ayudaron a Mi esposo José, y el lugar, con impecable limpieza, fue dispuesto para el nacimiento de Mi Hijo, que previamente se Me había anunciado. Los Ángeles perfumaron con aromas celestiales tan gran palacio. Yo había sido anunciada del nacimiento y absorta en Mi Vientre, en donde el Amor Divino llegaría a la Humanidad, penetraba en tan insondable Misterio.

El frío de la noche hizo que presuroso, Mi esposo José encendiera el fuego y Yo le pedí que descansara y José, entrando en sueño que fue un éxtasis, miró cuanto sucedía con el Divino nacimiento.

Yo fui llevada por sobre lo creado y fui llena de mayores portentos que llenaban Mi Corazón, Mi Mente, Mi Pensamiento, Mi Razón, Mi Alma y Mi Espíritu para acoger “Sagrados Misterios” que no se me habían revelado antes. Fui llevada en profundo Éxtasis Divino hasta mirar el Rostro de Dios y fui colmada de Ciencia Divina, de Prudencia, de Esperanza Divina, de Amor y Comprensión Divina…

Postrada ante el Padre Eterno recibí Su gran bendición y tan Altísima Majestad Me tomó las Manos y recibí toda la instrucción para la crianza de Quien llegaría a ser el Salvador de la Humanidad. Mi rostro irradiaba la Luz Divina que el Padre reflejaba en Mí, consciente de cuanto sucedía, en pleno uso de Mis Sentidos, Me miraba transformada ante tan Insondable Presencia.

En instantes sentí en Mi vientre a Mi Niño moviéndose con fuerza, ya preparado para nacer y arrobada por el Espíritu Divino, miré que fue liberando de ese claustro a Dios hecho Hombre, sin dolor alguno. El Amor de Mis entrañas se unificó con el Espíritu Divino y en una total donación, no oponiendo resistencia alguna a la Voluntad Divina, con absoluta disposición y siendo como el cristal a la luz, nació el “Unigénito del Padre”, por Obra y Gracia del Espíritu Santo (Cfr. Mt. 1, 18c), conservando Mi Estado Virginal, todo fue un Milagro de Amor.

Continua

Loumari disse...

Miré a San Miguel y a San Rafael y ellos adoraban a Mi Niño, transfigurado, más hermoso y refulgente que el sol. Su Piel, limpia totalmente, irradiaba tal Pureza, que salía del lugar la Luz de Su Divino Cuerpo. Me fue entregado Mi Niño por Manos de San Miguel y San Gabriel, y en ese instante, un Coloquio Divino sucedió entre los dos: MI HIJO Y YO NOS FUSIONAMOS Y ÉL COMO AMOR VERDADERO Y YO COMO SU MADRE LE EXPRESÉ: MI AMADO PARA MÍ Y YO PARA MI AMADO… (Cfr. Cant. 2,16).

ENTRAMOS EN UN ÍNTIMO COLOQUIO, Y CON TODA MI TERNURA MATERNAL, MIRANDO ESOS OJOS BENDITOS, LE AME EN LA VOLUNTAD DIVINA DESDE EL PESEBRE HASTA LA CRUZ.

Saliendo de ese estado, llame a José y él mirando al Niño, derramaba lágrimas que corrían por sus mejillas, al que tanto esperaba estaba allí, lo entregué en sus brazos y en total reverencia lo amo con amor eterno.

LLEGARON LOS HUMILDES A ADORAR A MI HIJO PORQUE DE LOS HUMILDES ES EL REINO.

Mamá María

Fuente: https://www.revelacionesmarianas.com/index.htm

jomabastos disse...

Esperemos que uma guerra civil não nos bata à porta.

Loumari disse...

https://www.youtube.com/watch?v=JB5gNcFO9oE

342 Reptilians 2018 Reptilianos Brotherhood of the Serpent 4 Reptilianos la Hermandad de la Serpient

Loumari disse...

1 Timoteo 6:10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.


Oseas 9:7 Han llegado los días del castigo, han llegado los días de la retribución; que lo sepa Israel! Un insensato es el profeta, un loco el hombre inspirado, a causa de la magnitud de tu culpa, y por tu mucha hostilidad.

Loumari disse...

Salmos 39:6 Ciertamente como una sombra es el hombre; Ciertamente en vano se afana; Amontona riquezas, y no sabe quién las recogerá.


Hageo 2:8 Mía es la plata, y mío es el oro, dice Jehová de los ejércitos.


Apocalipsis 3:17`Porque dices: ``Soy rico, me he enriquecido y de nada tengo necesidad; y no sabes que eres un miserable y digno de lástima, y pobre, ciego y desnudo,


1 Corintios 4:8 Ya estáis saciados, ya os habéis hecho ricos, ya habéis llegado a reinar sin necesidad de nosotros; y ojalá hubierais llegado a reinar, para que nosotros reinásemos también con vosotros.


Apocalipsis 3:16 `Así, puesto que eres tibio, y no frío
ni caliente, te vomitaré de mi boca. Mateo 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu, pues de ellos es el reino de los cielos.


Romanos 11:20 Muy cierto; fueron desgajadas por su incredulidad, pero tú por la fe te mantienes firme. No seas altanero, sino teme;…


Romanos 12:3 Porque en virtud de la gracia que me ha sido dada, digo a cada uno de vosotros que no piense más alto de sí que lo que debe pensar, sino que piense con buen juicio, según la medida de fe que Dios ha distribuido a cada uno.


Mateo 9:12 Al oír El esto, dijo: Los que están sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos.


Apocalipsis 16:15 (He aquí, vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela y guarda sus ropas, no sea que ande desnudo y vean su vergüenza.)


Jeremías 2:31 ¡Oh generación, atended a la palabra del SEÑOR! ¿He sido yo un desierto para Israel, o una tierra de densa oscuridad? ¿Por qué dice mi pueblo: ``Vaguemos libremente; no vendremos más a ti?


Apocalipsis 18:2 Gritó a gran voz:«¡Ha caído! ¡Ha caído la gran Babilonia! Se ha convertido en morada de demonios y en guarida de todo espíritu maligno, en nido de toda ave impura y detestable. 3 Porque todas las naciones han bebido el excitante vino de su adulterio; los reyes de la tierra cometieron adulterio con ella, y los comerciantes de la tierra se enriquecieron a costa de lo que ella despilfarraba en sus lujos».